La pequeña calle Almagro acogió en 1977 el nuevo Café de Levante con Carlos Blázquez y su esposa Pilar al frente del renovado negocio. El establecimiento mantuvo su esencia conservando mobiliario y utensilios del antiguo, pero con personal y costumbres renovadas.

Siguieron las tertulias y reuniones que aún llegan hasta hoy en día como la de la Papiroflexia, y otras de escritores han pasado al olvido.

Pero conforme se han sucedido los años, ilustres escritores, y demás personalidades no han dejado de pasar por este legendario establecimiento.
En el día de hoy, es la cuarta generación de aquel fundador los que regentan el negocio y continúan así con la empresa familiar, tomando esta la categoría de ser la cafetería más antigua de Zaragoza.
Oscar Blázquez y su mujer Sonia intentan en la actualidad mantener un negocio de acuerdo a las exigencias del siglo XXI pero sin perder la esencia y tradición y el recuerdo de aquel viejo Café de Levante nacido en la Puerta del Carmen.
Cuando cruces la puerta de este mágico lugar encontrarás amabilidad y atención , mezcladas con ríquísima cocina casera , e innovadores granizados naturales.
Un lugar con encanto e historia que no olvidaras.

Tiempos en el Café de Juan Antonio Labordeta, Expo 2008, Carlos Pauner, y muchos amigos más…

 

La nueva ubicación del Café de Levante data de 1927 en el nº 9 del pº Pamplona, y viene marcada e influida por los cambios y aconteceres políticos y urbanísticos de la ciudad.

Agustín Charles en su faceta emprendedora consigue permiso de veladores, y comienza una terraza nocturna en la que se sirven por supuesto café, pero los novedosos helados y granizados de más de 20 variedades. También se dedican a celebrar banquetes y eventos de todo tipo.
Su pupilo Félix Blázquez toma las riendas del negocio al morir D.Agustín en 1930 y tras casarse con Rosario , hija del fundador. Con el mismo espíritu heredado de su padre son el alma del negocio y éste comienza a formar parte activa de la sociedad zaragozana con torneos de ajedrez, y tertulias de famosos intelectuales y siendo centro de reunión de toda clase social.

La ciudad comienza a cambiar y la dueña de la finca vendió la propiedad. Llegó el desahucio, y tras una larga lucha que D. Félix no pudo ver terminada, el Café de Levante cierra sus puertas en 1976. Su hijo Carlos que tiempo atrás había dejado de estudiar para ayudar a su padre en el Café se ve necesariamente solo al frente de todo tras la muerte de D. Félix. La indemnización permitió abrir un nuevo establecimiento y comenzar un nuevo camino.

Etapa de fundación por el emprendedor Agustín Charles junto a la puerta del Carmen. El Café de Levante comparte local con la tienda de ultramarinos del mismo propietario y comienza desde 1895 a formar parte de la vida zaragozana de finales del siglo XIX.
Llamado de Levante por ser la entrada de la carretera que venía de tierras levantinas, pronto se conoció como un lugar familiar donde se servía café y horchata de almendras.

Hacia 1926 comienzan los preparativos legales para el aislamiento de la Puerta del Carmen lo que conlleva el cierre del local en 1927 y el final de esta primera etapa.

Eran tiempos en el Café de Santiago Ramón y Cajal, Exposición Hispano-Francesa 1908, Inaguración de la Azucarera de Zaragoza, Moises Calvo